El color rojo es, en multitud de ocasiones, uno de los grandes protagonistas de la decoración. Sin importar la estancia, este atractivo color nos brinda un toque llamativo y vibrante.

Para decorar podemos elegir entre un gran abanico de tonalidades. Este color es muy utilizado por personas que buscan un contraste, en combinación con otros colores como el negro o el blanco.

Si te apetece redecorar cualquier estancia, aplicando este color… una buena opción es hacernos con mobiliario de este color. Otra opción es pintar las paredes o, al menos, una de ellas.

Buscar los detalles aportará personalidad a nuestra decoración, textiles en color rojo como alfombras, cortinas o cojínes son algunas alternativas para introducir este intenso color.

La versatilidad de este color, hace que podamos extrapolarlo a otros ambientes de la casa. Por ejemplo en la cocina con elementos como la vajilla, las encimeras o la matelería son excelentes opciones como método introductorio del color rojo.

Igualmente, este color es muy dado en aquellas personas que desean otorgar, a su hogar, un impacto visual con la decoraciòn. Se suele utilizar para tapizados y combina, a la perfección con materiales como el metal y la madera.

Como color cálido, el rojo estimula tanto la mente, como el cuerpo…