La creatividad no tiene límites, solo has de saber cómo utilizarla junto a tu ingenio. En esta ocasión hablamos de una decoración a partir de papeles de regalo… sencilla, fácil y muy económica.


El decoupe es una técnica de la que hemos hablado en muchas ocasiones, trata de llevar una imagen que nos guste a casi cualquier objeto o artículos. De esta manera podemos trasladar un dibujo de una servilleta que nos guste o de un papel de regalo que nos encante.

También podemos utilizar cola blanca de carpintero rebajada con un poco de agua, de esta forma el papel se pegará resistiendo al paso del tiempo y nuestro objeto quedará con un toque de brillo.

Somos muchas las personas que guardamos este tipo de papel, ya sea por lo hermosos que son algunos o porque queramos reciclar para utilizarlos en nuestros próximos obsequios.

Pero amigos, existen muchas formas de reciclaje, podemos utilizar este tipo de papel en la restauración de objetos y en la decoración de nuestro hogar. Desde cuadros para ubicarlos en la pared de cualquier estancia, hasta adornar las más bellas cajas u otro artículo que nos guste.

En esta ocasión vemos cómo han adherido a la pared trozos, grandes y pequeños, de papeles de regalos. ¿El secreto? variedad en los colores, diversidad en las formas y cola blanca o algún adhesivo para este tipo de papel. Una última sugerencia es aplicar el pegamento con una espátula o cepillo, esto evitará que salgan burbujas internas.

Esperamos que os guste y que os animéis a realizar alguna de estas actividades.

  • Tentaccion

    Nunca lo habría pensado pero el resultado me gusta bastante!