¿Crees que tu habitación debe desprender armonía, orden, relajación y  equilibrio? Pues hoy te traigo un estilo con el que seguro te identificas, se trata del estilo Zen, muy habitual en los países orientales y está basado en dar prioridad a la naturaleza y a la libertad de espacios. Hoy analizamos algunas de esas claves:

 

Zen

Tonos

Utiliza tonos claros y líneas rectas evitando utilizar ornamentos en exceso, esto hará de tu habitación un lugar mucho más amplio pero sin llegar a ser recargado.

Muebles

Los muebles han de ser en tono claro para apoyar el color claro de las propias paredes  y aumentar la sensación de claridad.

Estilo

Al ser un estilo oriental, los muebles deben de seguir esto. Por ello es necesario que el cabecero sea bajo y que evites las cosas recargadas. Absolutamente todo tiene que estar en equilibrio y siempre buscando lo más ordenado posible

Iluminación

La iluminación debe ser agradable pero sin llegar a ser excesiva, tiene que ser algo que forme parte del ambiente y que se dé por sí mismo para crear la sensación de fluidez. Intenta prestar mucha atención a la hora de elegir lámparas, pues como hemos dicho antes, evita la ornamentación excesiva. Las luces poco naturales no funcionan en este tipo de espacios.

Accesorios

Los accesorios básicos en el estilo Zen son el cristal y la cerámica en tonos claros, como hemos dicho poco recargados. Los edredones también son claros y las telas han de ser de algodón y los colores más destacados son el blanco y los colores neutros. En cuanto a las paredes, la decoración debe ser muy leve y nada recargado. Todo colocado de manera simétrica

¿Qué cosas no lleva el estilo Zen?

Más o menos te lo has podido ir imaginando en los apartados anteriores, pero por si no te ha quedado muy claro o tienes duda, evita los cabeceros altos, los tonos oscuros, las cosas muy recargadas u ornamentadas y evita las cosas que no necesites o dificulten la fluidez del espacio.

Fuente: Decoralos

Compartir
Artículo anteriorCómo limpiar el óxido de ollas y sartenes con trucos caseros
Artículo siguienteMuebles de cocina en metal a medida
Soy esa clase de chica a la que le gusta estar todo el día haciendo cosas. La clase de chica a la que le gusta estar todo el día pensando en música y publicidad, aquella a la que le gusta quedarse hasta las mil haciendo nuevos proyectos aunque eso requiera dormir poco. Soy la clase de chica que ama tener una canción en la cabeza en cada momento, alguien que vive anotando frases para reflejar lo que siente. Soy una chica normal de 23 años de edad que ama la música por encima de cualquier cosa. Una chica normal que vive de la publicidad y que piensa que la vida está para hacer historia. Una chica que siempre ha soñado con la música. Una chica que siempre ha admirado los pequeños detalles. Vivo para cumplir mis sueños. Mi nombre es Noe, y mi estilo de vida es la música!