Hoy nos encantará recomendarte un par de ideas para formar nuestro pequeño rincón de lectura. Si te encanta leer, aprovecha el buen tiempo y no pierdas más en preparar un bonito rincón para leer y reflexionar.

Existen cuatro factores clásicos que debe tener cualquier rincón para este fín, una serán algo confortable donde nos podamos sentar o tumbarnos para leer. Esto puede ser un estupendo sillón o quizás una bonita hamaca sobre todo si buscamos este espacio en el exterior.

Una librería será esencial, este es otro de los elementos importantes.. no es necesario que sea un mueble muy grande.. busca uno que se ajuste a tus necesidades, donde puedas meter organizadamente todos tus libros y los puedas tener a mano. 

Una superficie donde poder apoyar en un momento determinado el libro, apoyar la lámpara que nos ayudará a leer en la noche o bien donde quieras poner algo de beber o cualquier cosa que te interese como apuntes y trabajo.

Por último, es indispensable una buena iluminación para leer. Puedes poner una específica en el sitio donde quieras leer, por ejemplo una lámparita de mesa o bien una lámpara de pie.. si la estancia es más grande también podremos poner una lámpara general que ilumine todo.

Cuando vayas a crear este espacio lo primero es la orientación, si tienes disponible alguna ventana.. procura ubicar aquí el lugar.. pues de día es perfecto para tener luz natural, así no se hace oscuro este bonito rincón.. luego por la noche utilizaremos las lamparillas.

Otra historia es el estilo que quieras darle, procura que haya cierta armonía entre muebles y elementos decorativos. Recuerda que estamos aquí para leer, para relajarnos, para reflexionar.. así que los colores demasiado estridentes pueden distraernos. Procura buscar colores relajantes.

Un apunte sobre el asiento que hayas seleccionado para conformar tu rincón de lectura, piensa que debe ser lo suficientemente cómodo como para leer durante horas sin tener molestias. Puedes añadir un estupendo cojín o almohadón, aquí incluso podrás añadir los colores que tu quieras, pues decorarán la estancia y no lo tendremos que ver todo el rato si tiene un color estridente. También puedes escoger una chaiselongue si prefieres estar entre tumbado y sentado.

Por último añade unas bonitas cortinas, una pequeña alfombra y por supuesto algo de verde, puedes poner una bonita planta colgando o bien en la mesa.. en el suelo.. esto relajarán y refrescará el ambiente.