Sobriedad, sencillez y naturalidad son las tres claves de la decoración japonesa. Esta es una tendencia confidencial que se reduce principalmente en un aspecto minimalista. Si queremos decorar nuestra casa con un estilo oriental, tenemos que lograr hacer desaparecer todo el desorden.

El interior japonés es sobrio y ordenado. En las casas japonesas no encontraremos demasiados elementos decorativos. A diferencia del modelo occidental de decoración de interiores, la decoración japonesa privilegia una vida sencilla a través del uso de muebles esenciales. La principal característica del diseño de interiores japonés es la simplicidad y la pureza de las cosas.

Decoración de interiores estilo japonés

Por ello, Si decides adornar tu hogar con el estilo japonés, no puedes tenerla repleta de muebles. Si ya los tuvieras, te aconsejamos que te centra en una sola habitación de tu casa y allí intentar reproducir toda serenidad y la paz japonesa. En lo posible escoge un sitio que tenga una gran ventana por donde ingrese la luz y que ofrezca una bella vista.

Debido a la falta de espacio en sus hogares, los japoneses hacen uso de la técnica del paisaje artificial, que da una sensación de libertad y el espacio.

Otra característica de la decoración con estilo tradicional japonés es el hecho de que los japoneses se sientan en el suelo, sobre alfombras. Unas almohadas sobre la alfombra proporcionan una mayor comodidad. Por lo tanto, para decorar al estilo japonés en su forma más pura, debes colocar algunas almohadillas gruesas en el suelo para poder sentarse.