La decoración vintage ha tenido especial repercusión durante los últimos años, sobretodo por el auge del coleccionismo de todo tipo de muebles y enseres de las décadas más emblemáticas del siglo XX. Con el surgimiento de los famosos restaurantes temáticos, surgió el deseo de llevar ambientes al hogar que capturaran la esencia de la decoración vintage un aire nostálgico que  a la vez evoca la intimidad del hogar, las épocas en que había más tiempo para estar en casa, para tomar una larga ducha, para ver en el sofá largas horas de televisión.

Y ese aire romántico y nostálgico que podemos imprimirle a la decoración del hogar estilo vintage, no excluye ningún ambiente de la casa, el baño también puede ser un remanso de relax y una coquetería de decoración para el deleite de la dueña de la casa que recibirá grandes elogios con tan hermosa decoración. Hoy, algunos detalles para que logres una decoración vintage del baño, que no son complicados y que resultan ideales si estás pensando por renovar el ambiente y no sabías cómo lograrlo.

Elegir el mobiliario para el baño  se limita a dos opciones madera o hierro forjado, con apariencia descapada o las superficies lacadas, eligiendo ornamentos “de época”. Muchas tiendas de mobiliario moderno tienen gran cantidad de muebles que estilo vintage se adaptan a cualquier idea de baño decorado vintage que tengas.  El espejo es vital en el baño y un elemento al que recurre la decoración vintage para lograr la mejor apariencia clásica, un enorme espejo con molduras muy trabajadas y con detalles decorativos un tanto excesivos, que lo rococó es puro vintage.

También las lámparas se eligen en estilo que evoca las viejas décadas como estilo araña con variados detalles rococó, los elementos como toallas recurren a los detalles como bordados y encajes muy clásicos que contribuyen a definir aún más un baño vintage. Y claro, la ducha no podía ser más importante, al mejor estilo de la decoración.