El día de ayer estuvimos hablando sobre la protección de algo muy frágil y a la vez expuesto en todos los hogares, las cuales son las ventanas o cualquier otra superficie de cristal que se encuentre en tu hogar.

Por ello, hay diversas medidas de filminas, desde 4 hasta 16 milímetros. El grosor recomendable para cada habitación es el de 4 milímetros; el tipo de filmina depende también del grosor del vidrio donde se instalara.

La filmina no impide roturas, pero mantiene los fragmentos juntos, para evitar “regueros” de material en el lugar donde paso el incidente y así poder evitar un largo tiempo tratando de limpiar el lugar y a la vez evitar algún accidente.

El grosor recomendado como ya se menciono, es de 4 milímetros, pero a la vez se puede usar un grosor un poco más grande para poder evitar roturas de golpes leves que comúnmente son accidentes dentro del hogar.

Aparte, los productos de protección que en este caso se está hablando de las filminas, es capaz de bloquear hasta un 99% de los rayos UV y además reduce el calor dentro del hogar, con lo cual se puede esperar un ahorro de energía a largo plazo por una inversión minima.