El dormitorio es un espacio que hay que diseñar, cuidar y crear con mucho mimo, ya que será un espacio en el que pase demasiadas horas y también el responsable de nuestro correcto descanso. Además de una decoración agradable, un dormitorio debe ser siempre un espacio cómodo, funcional y que nos permita desarrollar cómodamente todas las actividades que precisamos realizar en él: descansar, dormir, estudiar, leer, etc.

Hoy queremos proponerte algunas ideas prácticas y efectivas a la hora de decorar un pequeño dormitorio…

Si te enfrentas a la decoración de un dormitorio pequeño, toma nota:

dormitorio

  1. Si el espacio es pequeño, una de las mejores formas de sacarle el máximo partido es aprovechar el espacio vertical; es decir, las paredes. Colocando una balda o estantería encima de la cama se obtiene un espacio de almacenaje extra a la vez que se crea un detalle decorativo que permite tener a mano, por ejemplo, esos libros o publicaciones que nos hacen disfrutar cada noche antes de dormir.
  2. Al tratarse de un espacio pequeño, es más que probable que haya que apostar por una pequeña mesa de noche. Y si no se quiere saturar esa mesa de noche con una lámpara, se puede prescindir de ella si se colocan algunos focos en la parte de abajo de la balda que se encuentra sobre la cama. Por un lado se obtiene un más espacio en la mesa de noche y, por otro lado, es posible contar con una luz puntual que permite disfrutar de la lectura antes de dormir, trabajar con el ordenador desde la cama, etc.

Ya lo ves, economizar el espacio sin prescindir de la comodidad no es imposible, sólo es cuestión de encontrar las soluciones adecuadas para cada espacio.