Unas simples cintas de colores pueden cambiar por completo el aspecto y la estética de una silla. Sólo es cuestión de seleccionar las cintas teniendo en cuenta los colores que componen tu decoración, para que encajen en ella y no desentonen.

Esta sencilla idea es perfecta para ‘vestir’ tus sillas, independientemente de si quieres decorar las sillas de tu comedor o de si quieres decorar las sillas para una cena, celebración o reunión. Sea como sea, este es el resultado:

sillas

Simplemente se trata de anudar en la silla varias cintas de colores. Es un detalle de lo más sencillo, pero también es original y, además, es capaz de romper la monotonía de unas viejas o simples sillas.

Para decorar las sillas necesitarás los siguientes materiales:

  • Cintas. El material de las mismas y los colores, quedan a tu libre elección.
    Ten en cuenta que debes medir el alto de tu silla para saber la medida que deben tener las cintas. Si tu silla mide de alto 1 metro, las cintas deben tener de largo es doble, 2 metros.

Para colocar las cintas en tu silla sólo tienes que:

  • Doblar tus cintas a la mitad.
  • Decidor dónde vas a colocar cada una de las cintas.
  • Atar las cintas en la parte superior de la silla y dejar que cuelguen.

Puedes decorar las sillas con cintas de uno o de varios colores y, por supuesto, puedes anudar a la silla tantas cintas como desees.

Ya no tienes excusa para no vestir de gala a tus sillas tanto para el día a día como para decorar la mesa en cualquier reunión, fiesta o cena que celebre en tu casa. ¿A qué esperas?