El amarillo se encuentra entre los colores básicos del Feng Shui, y por tanto dentro de esta corriente ocupa un lugar privilegiado. Pero el amarillo es un color atractivo y es uno de los preferidos a la hora de decorar ambientes que requieren mucha iluminación y también promover un entorno entusiasta y positivo. Es por ello que el amarillo se puede convertir en el color básico del decorado o agregarse al mismo como un complemento a través de los ornamentos y accesorios del salón, baño, etc.

Hoy te contamos por qué decorar con amarillo, puede ser una gran elección. Si nos encaminamos dentro de la doctrina del Feng Shui, las propiedades del amarillo son ideales para decorar cocinas y dormitorios infantiles.  Porque es un color vivaz, que hace sentir entusiasmo y puede influir en que nos sintamos tan motivados e inclinados a la energía, que en la cocina difícilmente nos sentiremos fatigadas o los niños faltos de entusiasmo por jugar o levantarse por las mañanas.

A partir de esas cualidades ahora, tendremos en cuenta que decorar con amarillo, dentro de la decoración moderna se tiene como una forma de iluminar sin hacerlo de una manera demasiado amplia pero si atractiva, porque el amarillo aclara los ambientes sin que lo haga tanto como el blanco, así que puedes usar paredes amarillas combinando con otras o combinando distintos tonos del amarillo.  Y si no quieres aprovecharlo como el color básico pues lo usas complementando.

El complementar el amarillo a la decoración, impone una nota chispeante y moderna a las estancias, cojines y cortinas, lámparas y cuadros, espejos y maceteros, toda una gran cantidad de opciones. Una mesa, las sillas de la cocina, las lámparas del dormitorio.  Aprovecha las cualidades del amarillo y las ideas que hoy te sugerimos para que puedas tener un ambiente alegre y elegante.