El feng shui es una filosofía de vida que toma las creencias Tao, para mejorar la armonía y la vida. Se considera por los expertos una pseudociencia, pero la misma ha tenido una gran influencia en la decoración y su perspectiva sobre el uso de los colores es muy influyente hoy en día.  El rojo dentro de la decoración china es el color más favorable, asociado a la buena suerte y la fortuna, resulta entonces un color socorrido tanto en la decoración de los países de oriente como en occidente por los seguidores del Feng Shui.

Pero en occidente el vibrante rojo no parecía hasta los años ’70 un color ideal para la decoración, porque el rojo total resulta demasiado “caliente” para el interior, hace sentir una atmósfera demasiado densa y el rojo siempre parece un color demasiado cálido, además la perspectiva de que en algunos lugares el rojo siempre ha sido el color asociado a entornos como discotecas y ese tipo de ambiente que no está adecuado para el entorno de una oficina y un hogar, por ello el rojo solo se puede usar parcialmente para  que no resulte el ambiente demasiado intenso y no parezca en alguna medida vulgar.

Hay que elegir bien las tonalidades del rojo, y las combinaciones ideales, el rojo con el blanco es una combinación perfecta para decorar y que se usa mucho en almohadones, cortinas, y demás detalles como lámparas, y ornamentos del hogar. Lo importante es tener en cuenta que el rojo es un color que motiva a la acción, que tiene una cualidad que invita a sentirse motivado pero que demasiado excesivo para ser usado solo porque reduce los ambientes y crea una atmósfera poco adecuada para el descanso.

En el sentido de aprovechar el rojo, porque puede ser muy atractivo, te dejamos hoy unas ideas para decorar en rojo, vital es tener en cuenta que no estamos diciendo que no se pueda utilizar por entero, sino que se debe elegir la tonalidad más clara y fresca, o como se podría decir también fría. Combinar con contrastes como el blanco y el negro.