Muchos colores podemos utilizar para decorar un salón, tal como te hemos mostrado ya antes, y claro muchos hemos visto ya desde nuestro espacio. La combinación de los colores juega un papel importante dentro de la decoración de interiores. Se puede triunfar o se puede fracasar coloridamente. Hay que empeñarse en encontrar los colores que nos gustan así tenemos un salón que nos satisface y que también luce espléndido.

Hoy te sugerimos dos colores que tienen larga tradición como colores para decorar un salón, y claro son colores estupendos. El gris y el blanco contribuyen con la luminosidad por lo que resultan adecuados si tienes problemas con la iluminación natural o tienes un espacio muy pequeño para tu salón. Y claro, siempre puedes aprovechar para  las decoraciones muy elegantes y las estilo vintage, la que te mostramos en la imagen es una decoración minimalista.

Además una decoración tan luminosa siempre se da bien para lograr variar el aspecto, con tan solo cambiar los colores de los elementos o agregar un detalle como quizá una pared pintada en un color vibrante pero si lo que se disfruta es el color neutral, claro que esta decoración de salón gris y blanco, es la elección perfecta. Los colores se fusionan bien y son combinables con toda una variedad de colores fríos y cálidos así que permite insistimos, la mayor versatilidad al decorar.

decorar salon y gris

Por otro lado, esta decoración también resulta especialmente favorable cuando tenemos que recurrir a ampliar un salón, y tenemos poco espacio, así que podemos crear una atmósfera amplia, luminosa y con la sensación de tener un gran espacio. Los grises tienen varias tonalidades así que puedes inclinarte por un tono diferente y los blancos también tienen tonalidades maravillosas que pueden lograrse fácilmente combinar con otros. Como el de la imagen un entorno de pulcritud y orden perfecto.