Los pequeños detalles son los que convierten cualquier decoración en una decoración especial, independientemente del espacio o estilo decorativo.

A continuación puedes ver dos ideas sencillas que te ayudarán a crear pequeños detalles decorativos que aportarán encanto a tu decoración:

De perfume a florero.

perfumes florero

Si eres una amante de los perfumes, te invito a guardar los frascos o botes de tus perfumes una vez se acaban. Normalmente los perfumes se presentan en originales frascos de cristal. Esos originales frascos, reciclados se pueden convertir en preciosos floreros. Lograrás así crear un detalles delicado y con cierto aire romántico y femenino en tu decoración.

Si cuentas en tu casa con una pared sosa, a la que le falta algo… Pinta un rectángulo o un cuadrado con pintura efecto pizarra y conviértela en una pared que aporte un toque divertido a la decoración y, al mismo tiempo, se convierta en un rincón muy útil. Esta es una idea que puedes poner en práctica en cualquier estancia de la casa: es perfecta para cualquier habitación, en el recibidor te ayudará a recordar aquello que precisamente no debes olvidar antes de salir de casa, en la cocina será un espacio perfecto para tener siempre a la vista tus recetas favoritas o la lista de la compra, en una oficina o zona de trabajo o estudio la pared se puede convertir en un original calendario o una perfecta agenda, etc.

pared pizarra

Crear pequeños detalles originales no es complicado, todo lo contrario y, gracias a esos pequeños detalles lograrás una decoración más agradable e incluso práctica.