Las ventanas pueden lucir especiales mediante el uso de diferentes cortinas, ellas serán las encargadas de brindarle personalidad y estilo. Quienes disfrutamos con la decoración sabemos que uno de los elementos con más variedad a la hora de decorar son las ventanas, con sólo colocar persianas, estores, cortinas se puede cambiar radicalmente la visión del lugar.

Las ventanas tienen un objetivo básico, gracias a ellas se permite el ingreso de luz natural a las estancias, pero con un poco de personalidad se pueden volver un elemento decorativo muy importante. El estilo de decoración que se vaya a usar debe combinar con el resto del ambiente, lo mismo sucede con los tonos que eligiéremos y la arquitectura general del lugar.

Diferentes cortinas
Fuente: Manel

Otro aspecto que se debe evaluar a la hora de decorar una ventana es la dirección a la que apunta, la estación del año que estemos atravesando y los materiales que se elegirán. En la actualidad el mercado ofrece una gran variedad de sistemas de decoración, veamos cuál es el más apropiado para cubrir tus necesidades y gustos.

Dentro de los diferentes sistemas encontraremos el de barras, sin lugar a dudas son las más fáciles de instalar y prácticas. Montarlas es sencillo, lo mismo que desmontarlas. Además este sistema tiene la ventaja de poderse adaptar a todos los modelos de ventanas.

Las barras o barrales quedarán siempre a la vista, por lo cual deberán tener el mismo estilo, color y forma que el resto de los muebles.

En los extremos de las barras se pueden colocar algunos detalles decorativos, o simplemente se colgarán las cortinas brindando en aspecto más clásico y tradicional. Para colocar la cortina en la barra se emplearán pinzas o argollas.

Si no te gusta el sistema de barras podrás elegir uno de rieles, este sistema permite que las cortinas se deslicen por unas vías sujetas con ganchos especiales. Son ideales para sitios en donde se quiera disimular la distancia entre la ventana y los techos. Si bien existen rieles plásticos que son más económicos los más fuertes son los creados en metal.