Las mesillas de noche, son el mueble, en el cual, se ha de tener todo lo necesario para estar cómoda en el dormitorio, pero claro, todo varía según lo que a cada uno le hace falta, por ello, una mesilla, puede ser de lo más práctica a lo más completa, todo depende de las necesidades.

Si eres de las que sólo le basta la luz y el vaso de agua, con una mesilla superpráctica que contenga dos simples lejas en la pared, te es suficiente.

Pero claro, como sobre gustos y personalidades no hay nada escrito, quizás seas de las que prefieras los estilos clásicos al estilo vintage, una tendencia muy de moda en muebles. La combinación de formas inglesas y francesas con bonitos acabados lacados, con un toque de anticuario, dan una sensación romántica y llena de elegancia. Este estilo vintage, también propone la restauración de muebles antiguos que estén retirados. Una mano de pintura en una mesilla de noche que esté un poco vieja, puede dar un toque a tu dormitorio de lo más atractivo.

Si te apetece dar un ambiente acogedor, las mesillas más adecuadas son las rústicas. Estos muebles, se caracterizan por su color luz madera en combinación con apliques de hierro que también son representantes del buen gusto.

Unos consejos para que tu mesilla de noche esté correcta y adecuada, es tenerla siempre limpia y despejada, de lo contrario, no resultar útil, recuerda que una mesilla de noche, solo se utiliza para los utensilios personales que pueden hacer falta para el descanso.