Las repisas voladas son una buena medida para no saturar la zona; cuadros, velas, toallas decorativas, floreros y otros elementos son algunas de las piezas que puedes colocar en tonos oscuros, solo no satures el espacio entre ellos por qué harán que el lugar se vea más pequeño.

Una buena forma de dar un buen detalle o un plus es poner los cuadros artísticos chicos y colocar piedras en el lavamanos, esto da un toque cálido y detallista.

La iluminación y los muebles son tan importantes como los accesorios y el color de las paredes, escogerlos correctamente será un punto más a favor de tu hogar.

En los muebles, que deben ser de madera en tonos combinados como el chocolate y el beige, puedes colocar algunos utensilios de uso común, como toallas, cremas y jabones.

Lo importante en este caso no es instalar algún estante si no es necesario, solo utilízalos si tienes un espacio libre que luzca vacio.

Para crear un ambiente acogedor puedes olvidarte de los focos convencionales y optar por una “lámpara spot” como ya se había mencionado, la cual creara una agradable luz tenue.

Cuidar los detalles de tu medio baño te hará ver mejor ante los invitados, atraves de un buen gusto natural por el diseño.