Hace unos meses, buscando un piso en el que independizarme, encontré un estudio muy pequeñito pero lo suficientemente espacioso sólo para mi. Creo que no llegaba a medir 40 metros cuadrados y lo único que tenía aislado era un pequeño cuarto de baño (totalmente equipado, eso sí), y la entrada junto a pequeño pasillo. El resto de la casa se distribuía en una sola habitación: cocina, salón y dormitorio.

La verdad es que me gustó bastante aunque habría que hacer unos cuantos cambios, aunque no todos los que yo quisiera. De entrada, si el estudio fuese mío, le haría una pequeña reforma para elevar la cama o dormitorio. Cualquiera de éstas ideas que he visto en Freshome me serviría.

De esta forma, los metros que quedarán en el “suelo” serán sólo para cocina y salón, dejando muchos más espacio para el ocio.