El diseñador de Rotterdam Roeland Otten ha creado una original y curiosa serie de sillas siguiendo el abecedario y compuesta por 26 sillas, una por cada letra del abecedario. Si las comparamos con el alfabeto español nos faltarían tres ya que nosotros también tenemos la ñ, ch y ll, aunque estas últimas muchas veces no son incluídas siguen perteneciendo a nuestro alfabeto.

Así pues para que a todos nos quede claro los modelos que compondrán esta colección vamos a hacer un repaso, por si alguien no las recuerda: a, b, c, d, e, f, g, h, i, j, k, l, m, n, o, p, q, r, s, t, u, v, w, x, y, z.  Todas ellas son las letras que componen la colección ABChairs.


Todavía son un prototipo pero son fabricadas bajo pedido por la empresa Fonds BKVB. Su posición representa la letra a la que hacen referencia y están hechas por piezas de MDF lacadas en color negro, aunque el diseñador también tiene la intención de producirlas usando plástico moldeable ya que serían más resistentes y más sencillas de limpiar, incluso solamente con agua.

Se pueden utilizar en casa, en un espacio grande utilizando todas para jugar también con la ventaja de tener piezas individuales con las que formar palabras. También dado su tamaño son muy indicadas para habitaciones infantiles, bibliotecas o colegios, ya que los niños pueden utilizarlas libremente al tiempo que son una herramienta educativa.

Más información: Roeland Otten

Vía: Dezeen