El color blanco tiene la capacidad de “ampliar” visualmente, por lo que resulta el color perfecto ante cocinas pequeñas. Pero lo cierto es que este no el el único motivo que podría incitarnos a decantarnos por el color blanco para la decoración de nuestra cocina.

Hoy te muestro algunos motivos más por los que el blanco resulta ideal en cocinas:

cocina blanca

Luminosidad.
El color blanco es eficaz ante espacios con escaces de luz, ya que no sólo es capaz de potenciar como ningún otro color o tono la luminosidad de un espacio con escacez de luz.

Sensación de limpieza.
El blanco es un color que transmite la sensación de “limpieza visual”, por este motivo resulta un color ideal en espacios como cocinas y baños.

Versatilidad.
Si existe un color que podemos combinar con cualquier otro sin miedo a fracasar ese es el blanco. A la hora de combinar con otros colores, el blanco, resulta muy versátil.

No está reñido con ningún estilo.
Se trata de un color que se puede utilizar con cualquier estilo decorativo, ya que no está reñido con ninguno, por el contrario, es capaz de combinar y acoplarse perfectamente a cualquier estilo.

Es común que se encuentre en cualquier material.
Si quieres decorar tu cocina con el color blanco, independientemente de que quieras sólo aplicarlo a una parte o sector de la cocina (por ejemplo en los muebles o en los accesorios) o de que quieras que tu cocina sea dominada por el color blanco, no tendrás problema en encontrar todo tipo de materiales, complementos y elementos decorativos en color blanco: suelos, cerámicas, parquets, alfombras, muebles, lámparas, complementos, textiles en general, etc.
Decorar en color blanco te resultará muy fácil ya que la oferta de materiales en este color es muy amplia.

cocina en blanco