A menudo las cosas no son lo que creemos que son sino todo lo contrario y lo agradable de esto es que muchas veces nos sorprendemos con lo que descubrimos. Muchas veces pasamos por alto los detalles de las cosas y por eso nos perdemos sus mensajes más profundos, obviamos mucho de su significado. Las personalidades y las relaciones son tan complejas y tienen tantos matices que difícilmente se desgastan; lo difícil es saber cómo reconocerlos y hacerlos aparecer. Nosotros mismos no sabemos de nuestras capacidades hasta que las estamos viviendo.

Los detalles enriquecen los valores en el diseño, si son valiosos por supuesto. La selección de colores, de acabados, el estilo, son todos aspectos que pueden pasar desapercibidos o no ser muy claros en una primera mirada pero permiten entender mejor el mueble cuando se ven con atención. Una construcción dedicada, la calidad de los materiales, la experiencia del diseñador, pueden hacer que la pieza por su calidad sea ya valiosa.Los muebles chinos, construidos en su manera tradicional, son discretos en apariencia pero tan bellamente fabricados que resultan muy apetecibles para el salón. Un ejemplo en el paral ROSEWOOD fabricado en madera rosa, tallado, y abisagrado. Nos ayuda a modificar los interiores del piso creando una subdivisión ligera entre los espacios. Tienen cuatro cuerpos que giran adelantados. Mayor información en la página Web www.rosewoodfurniture.co.uk