Elegir un sofá correctamente nos permitirá brindarle a tus ambientes una decoración y estilo acertado. Dentro de los puntos se deberá evaluar el diseño, la forma, el tamaño y en base a estas características ver la ubicación dentro de la sala.

Antes de elegir un sofá deberás tener en cuenta algunos aspectos, empezaremos evaluando el espacio disponible. Es necesario conocer el lugar con el que contamos para colocar un sillón o sofá correcto. En base a eso se elegirá un mueble de un, dos tres cuerpos.

Elegir un sofá
Fuente: Theen Moy

En base al espacio con el que contemos se analizará la distribución del sofá. En el mercado encontraremos diferentes tipos de alternativas, con varios tipos de funcionalidades que nos aportarán un uso polivalente, es importante este punto ya que algunos modelos que cumplen otras funciones suelen restar confort a la hora de sentarse. Entre estas opciones encontramos los sofás con mesas anidadas, sofás para masajes, sofá cama,sofá con compartimientos.

Tengamos presente que no será lo mismo elegir un sofá que será usado a diario que un modelo que unicamente se usará esporádicamente,. En el primer caso tendríamos que enfocarnos en el confort y en el segundo caso deberíamos pensar en su estética y funcionalidad.

Otro aspecto que se tiene que evaluar es la cantidad de personas que harán uso frecuente del sofá. La cantidad de plazas tendría que se el mismo número de personas que viven en la casa. En ocasiones colocamos en las estancias sillones muy grandes o con muchas plazas, quitándonos lugar para otras piezas decorativas, además si colocamos muchos sillones estaremos sobrecargando la decoración.

El precio de los diferentes sofás determinarán la calidad de los mismo, la tapicería y el fabricante. En la actualidad se pueden encontrar diferentes calidades de pieles, telas, sintéticos. Si tenemos una mascota o niños pequeños deberemos elegir una tapicería que soporte el desgaste. En estos casos desaconsejamos adquirir telas muy costosas.