Progresive desk Kazan es un escritorio que crece al mismo ritmo que los niños. Su diseño es muy sencillo pero a la vez versátil ya que con pocas piezas podemos obtener tres escritorios diferentes, iguales pero de diferente tamaño, de ahí el adjetivo de “progresivo”.

escritorio-kazan

En primer lugar podemos utilizarlo a nivel del suelo para adaptarlo al bebé, como mesa de juegos en la que podrá dibujar o poner todos sus juguetes, incluso con espacio para guardar objetos.

escritorio-kazan3

Cuando crezca un poco y comience a utilizar el escritorio para tareas del colegio se podrá pasar al siguiente nivel, incorporando una pieza más en las patas que lo elevará unos centímetros.

escritorio-kazan2

La última posición es la es un escritorio de adulto, en la que podrá estudiar con total comodidad y la cual se consigue cambiando de nuevo la posición de las piezas, sin poner ni quitar ninguna de ellas, simplemente modificándolas.

Es un diseño de Balouga y está a la venta por 1150 €.

Más información: Little Fashion Gallery

Vía: Babygadget