A veces es difícil conciliar el sueño o simplemente tener un momento de relajación, después de haber luchado el día entero en contra de los medios de transporte, las tiendas, los vecinos, los compañeros de trabajo. Es muy común que al regresar a casa lo que esperemos sea encontrar un espacio lleno de comodidad y cariño familiar en donde poder dar un suspiro y recibir energía para empezar de nuevo. Pero el mundo exterior nos persigue y sus sonidos nos rodean y nunca se irán. El pitido de los coches, los gritos de las personas llamando un taxi, los adolescentes fervorosos de energía, todos juntos creando el sonido ambiente de la ciudad en contra de lo que queremos en casa que  es la tranquilidad del campo, un viaje por la naturaleza.

Imagen 5

Una opción que puede parecer desesperada, pero para nada descabellada, es encerrarte en tu casa, aislar como mejor puedas el sonido exterior, tomar un vaso, dos hielos, prepararte la copa que más te guste y poner en el tocadiscos, que ya casi no usamos, el disco ENDLESS RAIN RECORD o “lluvia sin fin” que recrea de manera fidedigna el sonido de la relajante lluvia cuando está en su mayor momento, en la cara A, o cuando ha decrecido y solo suenan ya las gotas, cara B. Creado por el casa japonesa KIOUEI DESIGN este disco suena ilimitadamente y sin que se note cuando termina y vuelve a empezar. Una excelente opción para crear un oasis natural cuando realmente lo necesitamos. Mayor información en la página Web www.kyouei-ltd.co.jp.