Buenos días amigos! En el espacio de hoy hablaremos sobre los colores correctos a elegir, cuando queremos pintar un espacio pequeño.

Si tienes en tu casa un lugar de pocos metros cuadrados o incluso toda ella es pequeña, recuerda que la pintura es esencial para que parezca una estancia bastante más grande o incluso puede parecer más pequeña.

Por ello tenemos que aprender a elegir los colores y tonalidades adecuadas para que ese espacio que se ve pequeño, parezca mucho más grande.

Sabemos que los colores claros tienden a agrandar una estancia, pero si te encantan los colores fuertes como un azul turquesa, un estupendo naranja… entre muchos otros hará que la habitación destaque por sí misma, pero además de ello necesitamos que no parezca más pequeña.

Por ello es recomendable que no saturemos el espacio, si quieres pinta una sola pared en un estupendo color llamativo y el resto en color claro.

También puedes pensar en pintar solo el techo de color fuerte y el resto de paredes en color claro.. pero si aún así quieres pintarlo todo del mismo color.. solo puedes recurrir a que el mobiliario y el complemento sea en colores claros y translúcidos.

Como ves no tienes por qué reprimir el poder poner colores y tonalidades fuertes en una estancia pequeña.. ya que estos los podemos complementar con elementos decorativos claros y jugar con las transparencias para aliviar.

Si te gusta el gris, has de saber que es un color bastante versátil y neutro, para utilizar en estancias pequeñas. Cualquier estancia que hayamos pintado en un gris claro parecerá más seria que otras, aunque también muy elegante. Debemos tener especial ojo hacia los complementos que vamos a introducir.. pueden ser de otros colores para añadir contraste.

Si te encantan las tonalidades amarillas.. recuerda que es un color bastante brillante y perfecto para iluminar un pequeño espacio. No es necesario que pintemos todas las paredes igual de llamativas pues podríamos sentirnos saturados. Intenta combinar varios tonos de amarillo por ejemplo el suave en la pared y el fuerte para los complementos.

El color blanco no podemos dejarlo a un lado… una estancia pequeña en blanco siempre será la opción más acertada y fácil de combinar. Le da amplitud, profundidad, limpieza, luminosidad.

Pero recuerda que los complementos podemos ponerlos en los colores que queramos sean más o menos fuertes, recuerda jugar con elementos como el cristal.