No os hagais ilusiones. Aunque os haya gustado esta original estantería, no se comercializa. No está a la venta porque es el resultado del ingenio personal de un aficionado al bricolaje. 

Lo único que necesitas para desconcertar a tus visitantes es una tabla, soportes, grapas y elásticos. En una de las caras de la tabla vamos grapando tiras elásticas medidas y cortadas previamente para guardar libros de diferentes tamaños.


Medimos nuestra tabla y los libros que vamos a poner para saber el espacio que ocuparemos y por tanto la cantidad de gomas que debemos poner.

Es preferible instalar dos tiras elásticas para cada libro con la finalidad de que estos queden bien fijados, no se caigan y no se arrugen o deformen por la tensión de una sola goma.  Una vez realizado solo tenemos que fijar la estantería a la pared. 

Tendremos una estantería original, que sorprenderá a nuestros invitados y que además nos proporciona un espacio adicional de almacenamiento. Un último consejo, el primer y el último libro deberán tener una parte de la encuadernación libre para que no se vea el truco. 

Más información: Instructables

Vía: No puedo creer…