Una alfombra de la empresa Wallace Sacks es el complemento ideal para una casa retro. En su web podemos encontrar una colección de alfombras retro que son los suficientemente baratas para que te animes a transformar el aspecto de tu suelo. 

Solo cuestan 65 libras (95 € aproximadamente) el modelo más pequeño (90 x 150) y están disponibles en varios colores y hasta en tres tamaños. 

Más información: Wallace Sacks

Vía: Retro to go