Una idea fabulosa para la cocina es la de la colocación de estanterías empotradas en la pared. Aunque puede resultar una idea un poco común la innovación de esta idea es que este tipo de estanterías no son absolutamente regulares unas con otras.
Es una idea muy linda y con mucho ingenio, además es muy fácil de hacer así que te recomendamos que puedas llevarla a cabo.

Por ejemplo si deseas colocar una estantería de 4 niveles debes optar por una base regular, ósea una tablea de 35 cm de profundidad y 1 mt de larga. La siguiente tabla o nivel de la estantería serán dos tablas de igual profundidad (35 cm) pero el largo será de una de 35 cm y la otra 40 cm. Ahí vemos que quedara un espacio de 25 cm sin tabla, pues la idea es que cada nivel tenga este espacio para colocar allí botellas o algún otro elemento de importante altura.

Ósea la idea básica es que se pueda colocar en el primer nivel una botella por ejemplo que mida más del espacio que hay entre nivel y nivel, pero al existir esta abertura puedes colocarla sin problema alguno. Un detalle que puedes darle cada vez que quieras hacer este abocamiento entre nivel y nivel es hacer que las puntas que desembocan en la abertura tengan alguna terminación en especial como puede ser una espacie de caracol o el que se te ocurra. La explicación mas sencilla a esta idea es la siguiente, es una estantería de madera, donde algunos estantes se pliegan dejando espacio libre para ubicar objetos más altos en los estantes inferiores.

Esta es una idea sencilla, muy básica y que puede darte la opción de poner varios niveles. Podrás tener todos los elementos que necesites a diario a la vista y con este diseño un tanto novedoso sin dudas llamara la atención.