Las estanterías han dejado de ser sólo un mueble útil para guardar cosas y se han convertido en un elemento decorativo por si mísmas. Formas diferentes, curiosas, imposibles ubicadas en los lugares más insospechados y fabricadas con cualquier material. Personalizables, en sillones o en escaleras, pero con estilo.

La estantería MYDNA tiene personalidad propia o, más bien, es un reflejo de tu personalidad. Me explico. Sus creadores, pertenecientes al Joel Escalona Estudio, dicen que los objetos que depositamos en ella, los libros, las fotografías, los adornos…. forman parte de nuestra personalidad y por tanto de nuestro ADN, y por ello ha diseñado esta estantería inspirándose en la estructura del ADN (DNA en inglés).

La diseñadora rusa Maria Yasko se ha inspirado en la naturaleza que le rodea para crear una estantería originales, que abandonan cualquier resquicio de convencionalismo en estos diseños. Las formas cuadradas a las que estamos acostumbrados no aparecen en ninguna de estas tres piezas. Puedes ver más info de esta colección en: behance.net

Rick Ivey ha empleado el metal para crear su estantería. Se trata de un bloque de metal con endiduras laterales, de diferentes tamaños, en las que se pueden guardar los libros, ya sean grandes o pequeños. El efecto visual cuando está completa, es totalmente atrayente.

Se puede adquirir en blanco, negro y marrón y a un precio de 750 dólares en Mob.

Tres estanterías y tres mundos diferentes. Tres formas de decoración que se alejan de lo normal y se insertan en la decoración como un elemento con vida propia.