decoración étnica   

La decoración de estilo étnico es una tendencia que va en aumento.  

La decoración étnica consiste en la combinación y mezcla de objetos y elementos decorativos que evocan diferentes culturas pero sin seguir ninguna temática concreta.   

Para conseguir una decoración étnica la idea principal que debemos llevar a cabo es colocar en lugares visibles de las estancias elementos decorativos, muebles, textiles, texturas, colores… de diversas culturas o como decíamos al principio, que evoquen diferentes culturas. Podríamos decir que la clave para conseguir el efecto estético que deseamos es combinar elementos de otras culturas o que las representen de alguna manera.
Te aconsejamos que por ejemplo, que colecciones jarrones o te hagas con algunas telas tipo parca.
   

Ten muy en cuenta que para crear una armonía a la vez que se introducen elementos tan variados y dispares en la decoración hemos de ubicarlos y disponerlos de manera apropiada. En ocasiones no resulta fácil, si es necesario dale mil vueltas hasta que esa armonía haga acto de presencia, de lo contrario la decoración podría volverse agobiante.   

habitación de estilo étnico   

Ante una decoración de estilo étnico la iluminación tiene mucho que decir, así que no la podemos olvidar. Debe ser una iluminación tenue y muy cálida, disponla a tu gusto pero no olvides que estas dos características son fundamentales.    

En lo que a colores se refiere, los más comunes y utilizados son los tonos tierra. Pero puedes combinarlos con rojos, amarillos, beiges, anaranjados… La utilización de estos colores algo más intensos en este tio de decoración es perfecta para dar protagonismo y centrar la atención en las texturas.   

Respecto a los materiales, los naturales tienen mucho que aportar a este estilo de de decoración: la madera, el mimbre, el barro, la lana, la seda… son ideales.