Hace pocas semanas os hablábamos de la evolución que había sufrido el diseño aplicado al baño, como hace unos años este espacio de la casa era un desierto decorativo y de originalidad. Las cosas han cambiado y los diseños que vemos nos lo demuestran día a día, por ejemplo este lavabo.

¿Que forma os recuerda? Yo os lo diré: un huevo. Con un toque futurista, este llamativo y alargado mueble dará un carácter inusitado a nuestro baño. Supone una forma diferente de ver la decoración que tiene la firma Giemmegi.

Su nombre original es L’uovo y proviene de Italia. En una sola pieza está integrado el espejo, luz, espacio de almacenamiento y baldas para colocar objetos. Así pues, en é se mezcla el estilo y el diseño con la funcionalidad, porque lo bonito no está reñido con lo últil.

Puede utilizarse en pisos pequeños donde sea necesario el ahorro de espacio o simplemente por necesidades decorativas. También es perfecto para baños de lugares publicos tales como discotecas o hoteles, aportando un look moderno.

Se puede elegir entre varios colores como el negro, rojo, verde, plateado o crema. En España podemos encontrar productos de Giemmegi en Barcelona y Alicante. Auténtico diseño italiano en la palma de nuestra mano.

Más información: Giemmegi

Vía: Trendir