El diseñador americano Brendan Ravenhill ha creado una lámparas de inspiración industria llamadas Facet Lamps. Y ¿por qué digo que son de inspiración industrial? Por que su “rudimentario” acabado nos recuerda a la época de las fábricas de la revolución industrial, allá por el siglo XIX.  De hecho coge su inspiración de las lámparas industriales y se derivan del proceso de construcción de la chapa doblada.

El material del que están fabricados entonces huelga decirlo:  chapa.

Facet, significa “facetas” por lo que podríamos decir que es una lámpara con diferentes facetas, caras o personalidades, y así es porque un mismo concepto se aplica varias lámparas diferentes.

Sería cuatro modelos diferentes los que nos encontraríamos: 3×5 es una lámpara de pie (la única de la serie) de color azul y con un pie que parece un trípode de los utilizados para los focos de los estudios de fotografía o televisión.

The Pentagon Lamp tiene la misma forma y color que 3×5, pero esta cuelga del techo, al igual que The Octagon lamp, en color rojo y con ocho caras, de ahí su nombre. Es más grande y más abierta que la anterior por lo que la iluminación será mayor. Por último The Hexagon desk lamp, es una lámpara de escritorio, con tres caras, y color gris, al igual que el acabado de la chapa.

Realmente son piezas muy originales y perfectas para una casa moderna y juvenil, e incluso también como ambientación en un estudio de diseño o decoración, ya que dan un plus de originalidad y estilo.

Más información: Brendan Ravenhill

Vía: Contemporist