Feng shui en el dormitorio: espacio armonioso y equilibrado

Feng shui en el dormitorio: espacio armonioso y equilibrado

El Feng Shui es una antigua filosofía china que promueve la paz, el equilibrio y la prosperidad y estudia la energía vital y el flujo de chi para armonizar los espacios y mejorar la calidad de vida. El dormitorio es uno de los lugares más importantes de la casa, ya que es donde descansamos y nos relajamos. Para aplicar el Feng Shui en el dormitorio, hay que tener en cuenta algunos principios básicos que a continuación te desvelamos.

Feng Shui y la situación de la cama en el dormitorio

Feng shui en el dormitorio: espacio armonioso y equilibrado 1
Feng shui en el dormitorio: espacio armonioso y equilibrado 6

La cama es uno de los elementos más importantes del dormitorio, ya que influye en la calidad del sueño y el bienestar. Para aplicar el Feng Shui se deben tener en cuenta algunos principios básicos.


La orientación: la cama debe estar situada de forma que se pueda ver la puerta desde ella, pero sin estar alineada directamente con ella. Esto genera una sensación de seguridad y control. La mejor orientación depende del número kua de cada persona, que se calcula según su fecha de nacimiento y su género.

El respaldo: la cama debe tener un buen respaldo, preferiblemente una cabecera sólida y de un solo material, que aporte estabilidad y protección. Se debe evitar colocar la cama bajo una ventana, una viga o un ventilador, ya que pueden provocar pérdidas de energía o problemas de salud.

Espacio: la cama debe tener espacio suficiente por ambos lados, para facilitar el movimiento y el equilibrio entre las energías masculina y femenina. Se recomienda usar mesitas de noche iguales a cada lado, con lámparas suaves y objetos simbólicos que representen el amor y la armonía.

Colchón: el colchón debe ser cómodo y firme, sin resortes ni materiales sintéticos, que puedan interferir con el flujo natural de la energía. Se debe cambiar el colchón cada diez años aproximadamente, para renovar las vibraciones y eliminar las posibles memorias negativas.

La ropa de cama: la ropa de cama debe ser de colores claros y suaves, que transmitan paz y relajación. Se aconseja usar sábanas de algodón o seda, que sean transpirables y agradables al tacto.

El orden: la cama debe estar siempre limpia y ordenada, sin objetos debajo ni encima de ella, que puedan crear confusión o bloqueos. Se debe hacer la cama cada mañana, para cerrar el ciclo del sueño y empezar el día con energía positiva.

Los colores adecuados para el dormitorio según el Feng Shui

Los colores del dormitorio son un aspecto importante para el Feng Shui, ya que influyen en el estado de ánimo, la salud y el amor. Aquí hay algunos consejos para elegir los colores adecuados según el Feng Shui:

También te puede interesar:
Cortina de bambú para separar espacios

El blanco es el color de la pureza, la claridad y la paz. Es un color que favorece el descanso y la meditación.

Azul claro: el color del agua, la calma y la serenidad. Es un color que ayuda a relajar la mente y el cuerpo, y a favorecer el sueño profundo.

Verde el color de la naturaleza, la vida y la salud. Es un color que aporta frescura, equilibrio y armonía.

Feng shui en el dormitorio: espacio armonioso y equilibrado 3
Feng shui en el dormitorio: espacio armonioso y equilibrado 8

El gris es el color de la neutralidad, la elegancia y la sobriedad. Es un color que armoniza y aporta equilibrio y serenidad.

Rosa el color del corazón, la ternura y la dulzura. Es un color que suaviza el dormitorio y aporta armonía y afecto.

La iluminación en el dormitorio según el Feng Shui

La iluminación en el dormitorio según el Feng Shui es un aspecto importante para crear un ambiente armonioso y favorecer el descanso.


Aprovecha la luz natural, que aporta vitalidad y energía. Se debe permitir la entrada de la luz del sol por las mañanas, abriendo las cortinas o persianas. Por la noche, se debe cerrar bien las ventanas para evitar la contaminación lumínica exterior.

Evita las luces demasiado fuertes o directas, que pueden generar estrés o irritabilidad. Lo ideal es optar por una iluminación suave y difusa, que aporte calidez y relajación.

Utiliza lámparas de mesa, de pie o de pared, que permitan regular la intensidad y la dirección de la luz según las necesidades. Se pueden colocar en los laterales de la cama, en el escritorio o en algún rincón acogedor. Incorpora velas naturales, que crean una atmósfera íntima y romántica.

Los materiales en el dormitorio según el Feng Shui

Los materiales del dormitorio deben ser naturales y orgánicos, como la madera, el algodón, la lana o la seda. Estos materiales favorecen la circulación del chi, la energía vital, y aportan sensaciones de confort y bienestar. Se deben evitar los materiales sintéticos, como el plástico, el metal o el nylon, que bloquean el flujo energético y crean tensión.

Añade elementos naturales que aporten vida y frescura al ambiente, como plantas, flores, imágenes de paisajes, y evitar los elementos artificiales o eléctricos que puedan generar ruido o contaminación electromagnética.

Últimos artículos

Scroll al inicio