Las flores son siempre un elemento ideal para decorar cualquier estancia o rincón de la casa, especialmente si son naturales, pero el recipiente en el que colocamos las flores o las plantas también es importante…

Hoy te quiero proponer una idea genial. Se trata de una manualidad muy sencilla que te permitirá dar un ‘toque’ diferente y muy original a tus macetas. La idea es forrar con telas las macetas.
El resultado puede ser realmente espectacular y las posibilidades que ofrece esta idea son prácticamente infinitas.

macetas forradas

Los materiales necesarios para llevar a cabo esta sencilla manualidad son muy simples: tela, maceteros y pegamento. Con tan sólo estos tres materiales será suficiente para convertir esas aburridas macetas en elementos decorativos sorprendentes y con mucho encanto.
Lo único que hay que hacer es cortar el tejido con un ancho y largo adecuado (medidas que dependerán de la altura del macetero y del diámetro de la misma), luego se trata simplemente de aplicar el pegamento en el tejidos y colocarlo en la maceta, forrándola con mucho cuidado, para que no quede ninguna arruga en el tejido.

Así de fácil es crear un atractivo en tu jardín o en el interior… Fácil, divertido y económico. Además, se trata de una idea que puedes poner en práctica con cualquier tipo y tamaño e maceta o de recipiente…
Mira a tu alrededor, elige los elementos que consideras que necesitan un nuevo ‘toque’ y fórralos con el tejido que más te guste.

Compartir