Cuando llega el verano, apetece decorar la casa con colores y tonos más alegres y divertidos, que transmitan buenas energías. Pero lo cierto es que o siempre se dispone del tiempo y del presupuesto necesario para redecorar toda una casa o toda una estancia. En ese caso, lo mejor es apostar por añadir esas pequeñas notas de color a través de los pequeños detalles.

Hoy queremos proponerte una original idea para decorar tu mesa o cualquier rincón de la casa al que quieras añadir color, alegría, vitalidad y frescura.

Esa idea de la que hablamos es componer un bonito centro de esa con girasoles y con limones.

girasoles

Si hay un color llamativo y vibrante por excelencia, ese es, sin duda alguna, el color amarillo. Un color que difícilmente pasa desapercibido, especialmente si se utiliza en tonalidades fuertes.
Dos elementos naturales que son de color amarillo, un amarillo muy llamativo son los limones y los girasoles. Es por ello que combinan perfectamente… Y nosotros hemos encontrado una buena idea para combinarlos con estilo; la que puedes ver en la imagen superior.
Un simple recicpiente de cristal transparente que se utiliza a modo de jarrón, los limones en el agua y unos bonitos girasoles. Eso es todo lo necesario para crear un bonito centro de mesa veraniego.

¿Te animas a poner en práctica esta idea y decorar tu mesa de amarillo este verano?