clip_image001

La industria de los muebles percibió toda la potencialidad del nuevo papel que los hombres representan en la vida familiar y en resultado de esa evolución, las cocinas tienden a masculinizarse.

¿Recuerda cuando sus padres estaban buscando una casa? La opinión de la mujer sobre la cocina era un importante barómetro para saber cual sería la elección final de la familia.

Hoy no es tan así: el retrato del hombre moderno esta cada vez más cercano del papel que hasta hace poco tiempo atribuíamos casi en exclusiva a las mujeres.

Las tareas domésticas de uno y otro se confunden: ellos cuidan los hijos, se preocupan con la casa y participan de las elecciones que hasta aquí eran más valorizadas por el universo femenino.

clip_image003clip_image005

Es por ese motivo que las cocinas están transformándose en divisiones unisexo. Las opciones de las marcas esta a recaer sobre materiales altamente tecnológicos, como el Corian® (es una combinación perfecta de minerales naturales e polímero acrílico puro) o el cemento. La madera está también volviéndose, mucho más sofisticada, con nuevas terminaciones y sistemas de impermeablización.

clip_image007 clip_image009 clip_image011

Las cocinas modernas, casi se asemejan a oficinas: el blanco dio lugar al ceniza y tonalidades más intensas como el negro. Las funcionalidades, muchas veces escondidas, son ultra sofisticadas. Un microondas encastrado en la pared al lado de una mini televisión de LCD donde ver los partidos de fútbol, es casi un gadget que hace la delicia de cualquier hombre que se precie de tal, mientras disfruta de dos placeres.

No se admire, por esto, si ve alguna persona eligiendo una cocina tan empeñado como quien elige un home theatre, o hasta mismo un automóvil.

clip_image012

En verdad esta revolución en el mobiliario de cocina, esta siguiendo una trayectoria algo semejante a la industria del automóvil: la sofisticación de los materiales y la funcionalidad aliada a una estética casi de vanguardia puede ser una lección para quien diseña una cocina.

¿Será, que en breve estaremos renovando esta división de nuestra casa como quien cambia de coche, donde siempre buscamos el último modelo del mercado?