Envidia, eso es lo que me da al ver estas imágenes. Quizá no tenga que ver mucho con la decoración, pero en Decoración 2.0 os hablamos en muchas ocasiones de las formas en que la decoración y edificación puede ayudarnos a ahorrar energía, y por ello me he visto en la obligación de mostraros este video.

Se trata de la ciudad de Utrech, en hora punta de la mañana durante la estación de primavera. El tráfico de bicibletas es incesante, para un lado para otros, hombre y mujeres de todas las edades recorren la ciudad en bibicleta para llegar a sus lugares de trabajo.

La ausencia de ruido que se percibe es una auténtica gozada, sólo interrumpida por el paso de algún que otro coche, los autobuses y los tranvías. Ahora imaginaos por un momento que toda esa cantidad de gente llevase un coche en vez de una bicicleta, los atascos serían monumentales, similares a los que se forman en Madrid, Barcelona o cualquier otra capital europea.

Evidentemente, aquellos que tengan que efectuar desplazamientos muy largos como cambios de ciudad o salida a carreteras, no podrán realizar este práctica pero, seamos sinceros ¿cuantos de nosotros cogemos el coche dentro de nuestra ciudad para recorrer algo más de un kilómetro?.

Creo que si lo hiciésemos más a menudo cuidaríamos muchos mejor de nuestra salud y ayudaríamos al medio ambiente a su recuperación.

Dicho queda.