Hoy, en Decoración 2.0, os dejamos una bonita idea para utilizar como centro de mesa en cualquier evento infantil. Tanto para grandes como para pequeños, este dulcero servirá de dulce inspiración decorativa.

Muy sencillo de realizar, podemos hacer uno para cada mesa o varios para la misma. En defnitiva intentaremos hacer un árbolito lleno de dulces. Para ello debemos reunir un recipiente, por ejemplo una pequeña maceta, además una esfera de tergopor, algunas golosinas que podamos pinchar, pintura acrílica negra, pintura en aerosol, papel adhesivo y un cúter.

Lo primero que haremos es pintar los recipientes, por ejemplo, macetas de negro y mientras dejamos que sequen recortamos las letras o el dibujo que queramos sobre el papel adhesivo. Una vez hecho, pegamos el papel al recipiente… comprueba que esta bien seco antes de hacerlo.

Para que quede bien el diseño, una vez puesto el patrón sobre la maceta, pulverizamos con la pintura en aerosol del color que queramos. Deja que seque bien antes de eliminar el papel adhesivo.

Ahora toma la bola de tergopor y ubícala sobre el recipiente. Seguidamente rellena la superficie con dulces de todos los sabores. Para que sea mucho más sencillo procura poner los dulces en línea recta, así quedará más similar al de la imágen.

Si quieres que quede en forma de árbolito, siempre podemos añadir una especie de tronco hecho con ramas o una varilla de madera.