Hace ya algunas semanas que el otoño hizo acto de presencia, aunque las temperaturas pareciera que aún estábamos en verano. Con el cambio de estación, con muchas las personas que aprovechan para cambiar la decoración de su hogar. Son muchas las ideas que podemos llevar a cabo en este sentido, algunas que requieren una gran inversión y otras no tanto. Nosotros nos centraremos en estas segundas y para ellos, os mostraremos algunas ideas para cambiar el aspecto de vuestra vivienda y darle un toque totalmente diferente.

Hojas naturales en tu decoración

Con la llegada del otoño, las hojas de los árboles tienden a tonos marrones y dorados decorando los suelos de parques y calles. Si te gustan estos colores, siempre puedes decorar con estas hojas secas. Tan simple como poner varias de estas hojas en un jarrón de cristal o usarlas para decorar pintándolas y convirtiéndolas en pequeñas obras de arte. Puede ser la solución perfecta para decorar la entrada de vuestro hogar.

Vestir el techo del salón

Si nos centramos en nuestro salón, podemos darle mayor protagonismo al techo, instalando alguno de los modelos de ventiladores de techo que nos podemos encontrar. Se trata de un elemento muy decorativo y que, por raro que parezca, puede ser también utilizado durante los meses de otoño e invierno gracias a la función “invierno” que suelen incluir y que se encarga de remover el aire de la sala.

Colores otoñales

Durante los meses de primavera y verano, los colores llamativos son los predominantes. Al llegar el otoño, estos colores van cambiando hacia tonos anaranjados y marrones que nos recuerdan a los colores de las hojas que caen de los árboles. La principal ventaja de estos colores, es que combinan a la perfección con las paredes blancas, algo que está muy de moda en la actualidad. Los tonos marrones siempre nos ayudan a crear un ambiente cálido, acoger y hogareño, muy en consonancia con la nueva estación.

También te puede interesar:  Una estantería parásito que se adosa a otras

Proteger la terraza de miradas indiscretas

Si queréis mantener alejada las miradas indiscretas de tu balcón, podemos decorar esta parte de la casa para evitar a los vecinos fisgones. Tenemos varias opciones para ello:

  • Pared vegetal: Una opción muy sencilla ya que consiste en colocar varias plantas altas alrededor de las zonas que queremos proteger.
  • Cañizo: Un material muy utilizado desde hace mucho tiempo y que ofrece muy buen resultado. Tan fácil como colocarlo a lo largo de toda la superficie a ocultar.
  • Toldos: La última opción es instalar algún toldo en nuestra zona exterior.

Cambiar la ropa del hogar

Con la llegada del otoño, también lo hace el frío. Es el momento adecuado de estar acurrucados en el sofá del salón con una buena manta. Por este motivo, es el momento ideal para que la ropa de hogar se convierta en la verdadera protagonista. Colocar una manta en el sofá es una opción que no debemos olvidar, así como una manta en el suelo que aporte calidez.

Botellas recicladas

Otra de las ideas sencillas que podemos llevar a cabo para cambiar la decoración de nuestra casa en otoño, es la de utilizar botellas de cristal reciclado para convertirlas en originales floreros que llenar con plantas naturales. Estos improvisados jarrones se encargarán de dar frescor y color a nuestra decoración.

Centros de mesas naturales

Si somos amantes de los centros de mesa, otoño es una buena época del año para crearlos con nuestras propias manos. Podemos recorrer el campo en busca de piñas y ramas de árboles con los que diseñar nuestro centro de mesa.

También te puede interesar:  Baños Calice de Regia

¿Qué os han parecido estas ideas para cambiar la decoración de vuestro hogar? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!

Compartir