Los espejos antiguos son una joya hoy en día. Yo particularmente el que vemos en imagen lo habría pintado de algún color vivo, en mate y lo habría puesto en mi habitación. Pero ese no es el caso y ahora os hablaremos de cómo transformar un espejo en un panel para colgar nuestras cosas, anotaciones, fotografías… similares a los paneles de corcho que tanto vemos.

espejo panel1

espejo panel2

El proceso no los hemos visto pero suponemos que consiste en:

– eleminar el cristal

– lijar y pintar el marco del color que prefiramos

– forar la madera trasera con corcho, esponja o algún material similar para poder pinchar las chinchetas

– por encima de la esponja, forramos con tela de arpillera como la que se ve en la imagen o más clara

– por detrás, fijar la tira con la que lo agarraremos (también hay que tener en cuenta el color que hemos aplicado al espejo)

– elegir un agarrador para colgarlo

Ya tenemos listo nuestro panel.

espejo panel3

Vía: Design Sponge