La lámpara Illuminant nos traslada con un solo vistazo a las profundades del océano, donde las medusas campan a sus anchas, y no es que esta lámpara represente a los temidos invertebrados cuyas picaduras son temidas por el ser humano, sino que su aspecto nos hace recordarlas.

illuminant8

Kristin Birna Bjarnadóttir ha diseñado una lámpara de techo, con una pantalla hecha con material reflectante de seguridad (como las bandas que llevan los chalecos de seguridad que es obligatorio llevar en el coche) y de la cual penden una especie de hilos.

Se ilumina a través de un foco LED, que la alumbra desde el suelo y crea un efecto muy curioso. Además del color blanco, incluye cuatro placas de colores para ambientar la habitación en cada momento: rojo, violeta, azul y marrón. Cada uno de ellos puede evocar algo diferente. El azul nos hará sentir bajo el mar, el rojo nos sumirá en las profundidades de un volcán y el marrón nos llevará bajo tierra. Toda una experiencia a vivir sin moverte de casa.

Vía: Momoy