Definitivamente este no es un diseño para aquellos que no pueden dormir con la luz encendida. Se llama Beam Bed y ha sido diseñada por Ewan Robertson para la firma Lagostudio.

Tiene la peculiaridad de que la iluminación surge de sus “bajos”, procedente de una fuente de luz que hay en el centro de la estructura (en la parte de abajo) y que se proyecta hacia el exterior.

A mí, la verdad es que me marearía un poco tener toda la noche una luz bajo mi cama, pero no es preocupeis que se puede apagar cuando se desee.

Está realizada en madera lacada y mide 160x200x27 cm.

Más información: Lagostudio

Vía: Hometone