Iluminación para los dormitorios

La iluminación de un dormitorio seguir ciertas normas. La función más importante de esta habitación es la de descansar. Es por ello que las luces deben ayudar a nuestra relajación.

No obstante, también es necesario algún elemento que nos brinde la posibilidad de leer por las noches. Y, por supuesto, la iluminación, debe adaptarse al resto de la decoración del dormitorio.

Para lograr tal objetivo tenemos que saber que necesitamos artefactos determinados para cada una de nuestras necesidades.

Para la iluminación general, es muy recomendable elegir una bombilla de tono neutro, que no nos encandile. Un dato importante a tener en cuenta es que si las paredes y el piso del dormitorio son claros, la luz se reflejará con mayor facilidad.

También puedes optar por instalar un regulador de intensidad de la luz en esta habitación de la casa. Así podremos elegir de manera muy sencilla cuánta luz queremos que haya en el ambiente según la actividad que estemos por realizar.

Para las mesitas de noche, podemos optar por lámparas con brazos articulados, del tipo flexo. Esto posibilitará que enfoquemos la luz con precisión y podamos leer con comodidad.