Cuando llega el invierno el momento de la ducha se convierte en un placer porque el agua caliente nos produce una sensación de bienestar incomparable, al menos a mi la ducha me parece uno de los mejores inventos habidos y por haber. El problema es que si estamos en la estación fría nos da pereza quitarnos la ropa y por tanto hasta que no estamos bajo el agua no llega el momento de relax.

ducha con radiador

Para solucionar este problema está la calefacción (radiadores de luz o calefactores en su defecto) que se encarga de calentar la habitación antes de que entremos. Este hecho es especialmente importante  en niños y mayores que son más susceptibles de coger frió y por tanto resfriados.

ducha con radiador2

Este radiador de la empresa italiana Vismarevetro ha diseñado una ducha de acrílico transparente que integra un radiador de última generación integrado. ¿Dónde? os preguntaréis. Pues el radiador va incrustado en uno de los laterales de la ducha, de forma que apenas ocupa espacio, y se anexiona a ella de forma casi natural. El radiador en cuestión se llama In-Out y está diseñado utilizando un cristal especial que puede calentarse sin problemas y de forma rápida, aunque no está en contacto directo con el agua. Podríamos decir que se encuentra en la “zona de secado”, una parte anexionada al plato de ducha donde podemos secarnos al salir.

ducha con radiador3

Sin duda una idea revolucionaria que además de acercarnos más el calor también ahorra espacio pues aprovecha la estructura de la mampara.

Más información: Vismarevetro

Vía: Trendir