Los cojines y puff Livingstones  son una opción muy original para decorar el dormitorio de los niños o cualquier otra habitación, incluso el jardín. Vistos desde lejos y sin tocarlos, parecen auténticas piedras, pero una vez que los tocas desaparece toda sensación de dureza. Son muy blanditos, fabricados en pura lana virgen 100% y rellenos de fibra antialérgica.

Esta genial idea surgió de la mente de la diseñadora francesa Stephanie Marin para Smarin Design, y el resultado son puff de varios tamaños y colores, pero respetando la apariencia natural de la roca (nada de colores estridentes, sólo el rojo). La colección se divide a su vez en dos: para interiores y exteriores. Son muy similares aunque con sensibles diferencias.

El respeto por el medio ambiente se siente en esta colección a través de la utilización de materiales naturales. Los precios van desde 80 € hasta más de 500€ aproximadamente, según el modelo. En España hay varias tiendas donde encontrarlas: Coolkids (Madrid) y Nobodinoz (Barcelona).

Más información: Smarin

Vía: Decopeques