jennifer-anistonUn granito de arena no significa gran cosa, pero si se suma a muchos granitos más podemos formar un gran desierto como el del Sahara. Lo mismo sucede con la ecología: una acción aislada no ayudará al planeta pero muchas unidas sí y la actriz Jennifer Aniston (Rachel en la serie “Friends” o protagonista de “Una pareja de tres”) ha decidido aportar su granito de arena haciendo su mansión de Beverly Hills más ecológica.

Para ello ha gastado más de 15 millones de dólares en hacer reformas para instalar placas solares que proporcionen energía natural, así como un techo de metal reflectante que permite su mejor conservación. Esto se suma a la modificación de su casa de Malibú para conseguir un entorno natural más resistente a las sequías.

En otros apartados al margen de la decoración y la arquitectura, Aniston también ha cambiado su coche, un Range Rover, por una más ecológico, como el Toyota Prius, que dosifica mejor el combustible y por la mitad de dinero. En su vida diaria también respeta al medio ambiente y se ducha en tres minutos, incluyendo también el cepillado de dientes en este tiempo. Según dice: “dos minutos en la ducha, se gasta mucha más agua que la que una persona en África utiliza para todo en un día entero“.

La mayoría de los mortales no puede permitirse un desembolso de 15 millones de dólares para adaptar su casa a las necesidades del Planeta, pero sí podemos instalar alguna que otra placa solar que sirva por ejemplo para calentar agua o hacer funcionar determinadas partes del hogar. El ahorro de agua, así como de otros recursos naturales, también está en nuestras manos y además reducirmos el gasto económico del hogar.

Vía: Abc