Los inventos no siempre son dignos de una película hecha en Los Ángeles pero si son siempre significativos a la hora de vivir la vida modesta, la vida sencilla. Talvez no pasará a la historia por su majestuosidad pero el pelapapas ha mejorado la vida de muchas personas que basan su dieta alimenticia en patatas fritas, huevos fritos y coca-cola, ni las lentillas de contacto inspirarán a Lars Von Trier para dirigir una de sus amigables historias pero si que habrían cambiado la vida de Selma, la casi ciega protagonista del su película Bailarina en la oscuridad. Ver la película es edificante.

Imagen 3

Pequeñas cosas como las cabezas redondeadas de los cepillos de dientes –que nos permiten limpiarnos mejor la parte más profunda de la boca sin causar una escena de terror cada noche antes de dormir –, los mandos a distancia universales –que funcionan para todos los electrodomésticos de la habitación y nos evitan tener una colección de 20 diferentes mandos de variados tamaños, colores y marcas- y el identificador de llamadas –que ha hecho posible que podamos filtrar las llamadas y no tener la sensación de haber perdido una oportunidad por no haberla cogido justo en el momento en que fuimos al baño- han mejorado nuestra vida y no pensaríamos en dejarlas jamás, aunque sabemos muy bien que viviríamos muy bien si ellas, porque, ya lo hemos hecho.

Imagen 4

Una silla con revistero puede no ser necesaria para la supervivencia humana pero una vez que está puesta en nuestro salón no se irá jamás, es más posible que vengan algunas nuevas. El modelo LOCO, de la casa de diseño MANWORKS DESIGN, es una sencilla banca de plástica convertida en una pieza única gracias a tres pequeños detalles: tiene ranuras en la parte plástica para poder guardar allí nuestras revistas favoritas, sus patas están hechas en acero cromado y su parte superior y el soporte fueron diseñados en plástico de variados colores. Mayor información en la página Web www.manworksdesign.com