La cantidad de personas que durante nuestra corta o larga vida conocemos es extensa, como también lo puede ser la lista de gente a la cual nos unen afectos. El número de personas a las que queremos profundamente y guardamos fidelidad, en el mejor sentido de la palabra, puede ser que lo contemos con los dedos de una mano y si somos afortunados con el de las dos. La familia en la que crecimos, la familia que hemos creado, los amigos y los maestros.

También estamos atados a objetos a maneras de usar el espacio que tienen su origen en casa, y que nos remontan a momentos vividos o a costumbres queridas que no queremos olvidar. Las charlas en la cocina mientras mamá prepara el desayuno, las conversaciones en el salón mientras los hombres de la casa ven un partido de fútbol. Nuestra casa es una interpretación de nuestros usos heredados y de los aprendidos durante el tiempo. Un ritual que recuerdo especialmente es el de la hora del café.

cafecito

Los diseñadores BRIAN KEANEY & TONY ALFSTRÖM han creado el set de café  WARM que por sus características de diseño y fabricación se puede convertir en una de esas piezas que se heredan de generación en generación. Combina las piezas de cerámica con cogederas hechas en madera laminada, que permiten portar la bebida incluso si está muy caliente. El set incluye una cafetera / tetera de 60cl, un recipiente para hacer infusiones, dos tazas de 24cl y una bandeja hecha en madera laminada de 40 x 20 x 4,5 cm. Mayor información en la página Web www.tonfisk-design.fi