No todas las mañanas del mes me despierto con esta sensación de felicidad que produce estar en un muy buen momento de producción profesional y sentirme estable anímica y emocionalmente; debe ser la llegada de la primavera la que hace que todo se vea de otro color (afortunadamente no es el verde porque no me favorece nada) y la renovación simplemente llegue, una mañana a la hora del café.

Sé muy bien que aún quedan algunos días calendario para terminar la estación del año en la que ahora estamos y que por el momento no quiero ni mencionar, pero ya se siente en el ambiente que llega el sol y vuelve el buen tiempo. Hoy mismo voy a la farmacia a comprar mis pastillas para la alergia porque, aunque amo la primavera, sufro estornudos desde su comienzo hasta su fin. No todo es perfecto. Prefiero las pastillas, que me ponen un poco adormilada y tranquila, que llevar encima bufanda, guantes, abrigo, suéter, calcetines térmicos y botas.

Preparada ya para el arrivo de las flores encontré un centro de mesa tan generoso como bello, se llama Bouquet Flower Vase y fue diseñado y manufacturado en la casa Philippi Design. Es una bellísima base floral con capacidad para diez, elaborada en metal plateado y con apariencia artesanal. Mayor información en la página Web www.philippi.com