Uno de los mayores placeres que un simple esclavo del capitalismo puede disfrutar es el de el sábado por la mañana, despertar, tomar una taza de cereal con leche y banana, sentarse en un sillón y escuchar una selección de música favorita. La que ese día nos inspire, puede ser algo de rock melancólico para un amanecer lluvioso o algo de reagge si hace sol y justo después del desayuno planeamos una caminata por la ciudad.

El momento es glorioso: total autonomía, lujo, confort, cultura y música, todo sin haber tomado una ducha, sin pensar en que en 30 minutos estaremos trabajando y con el fin de semana por delante. No nos hace falta nada y en ese momento vemos con buenos ojos el mañana, porque será domingo.

Imagen 10

Algo que si agradeceremos al disfrutar de este instante de gozo es el tener un buen reproductor de audio a nuestro servicio. Algo discreto pero con mucha fidelidad, que tenga buena ecualización y nos permita reproducir sonido desde estaciones de radio, un mp3 o, en honor a la tradición, de un lector de CD.

El diseñador SINGGIH KARTONO ha elegido la madera para sus elaborar sus radios, no solo basado en fines estéticos sino por el significado orgánico y simple que tiene como un material de tradición y perdurabilidad. La radio MAGNO combina sabiamente un aparato estereofónico, con la capacidad de reproducir todo tipo de lectores digitales, y la fina madera de ébano, producida en plantaciones eco-sostenibles. Mide 12.5 pulgadas de largo por 7.5 de alto y 4.25 de profundidad y utiliza baterías AA recargables.

Mayor información en la página Web www.magno-design.com