No se si definir esto objeto como una manta, una alfombra, una colchoneta, una almohada…. el caso es que su diseño es de lo más original y divertido de utilizar.

Se trata de un objeto con inspirado en la fisonomía de una serpiente. Se pueden adoptar tantas formas como quieras, bien tumbada sobre ella, arropada, utilizarlo de almohada… yo seguro que me quedaría enrrollada y necesitaría ayuda para salir.

Para no quedarnos helados en el suelo, además incorpora un cable para conectarlo a la luz a través del cual la alfombra, manta… se calienta. Por ahora parece que su creador, Otto van Quast, no tiene tienda en España con lo que habría que contactar con él via mail.

Por cierto, se me olvidaba, ¿sabéis cuál es el nombre de este diseño? Eva. Ingenioso ¿no?

Más información: Otto von Quast

Vía: No puedo creer…